1.637: El racionalismo

En esta situación la labor jesuítica en la zona era, simultáneamente, admirable y contraproducente, destinada al fracaso. También se vendían como esclavos los prisioneros de la interminable guerra contra los resistentes e indomables araucanos del Sur de Chile. Cuando la conquista holandesa de Angola interrumpió el comercio negrero portugués desde dicho país, los bandeirantes brasileños aumentaron sus incursiones desde Sao Paulo, que llegaron a hacerse expediciones militares. El nuevo Gobernador, Luis De Céspedes Jería, había prohibido a los indios la posesión de armas. Como ni las autoridades ni los pequeños enclaves españoles les prestaron la menor ayuda, los jesuitas se vieron obligados a evacuar sus misiones, en un éxodo que duró casi dos años, en los que cerca de la mitad de los indios fueron capturados o murieron. Desaparecidas las misiones, los enclaves españoles, vinculados a ellas, también debieron abandonarse. En 1.629, Wallestein se adueñó del ducado de Mecklenburg y sitió la ciudad de Stralsund, lo que resultó inútil, ya que fue aprovisionada por mar por Dinamarca y Suecia. Richelieu privó a los hugonotes de su estatuto jurídico, aunque no del religioso, evitando reavivar los enfrentamientos doctrinarios. Igualmente aniquiló la oposición de la alta nobleza del Languedoc. Sin embargo no consiguió disolver los tribunales parlamentarios de los estamentos, ni acabar con las ventas de cargos públicos. Murió Abbas “El Grande”. Le sucedió su nieto Safí Iº, con el que comienza la decadencia iraní. De inmediato los otomanos reanudaron sus ataques. Los manchúes consiguieron apoderarse de la provincia fronteriza de Liaotung, actualmente Liaoning, y hubiesen conseguido internarse en China, si no les hubiera detenido la gran muralla. El movimiento rebelde se extendió desde la provincia de Chenxi hasta las de Chanxi y Kansu.

El jesuita francés Alexandre de Rodhes fundó una misión en Tonkín, en Dai-Viet, lo que hoy denominamos Vietnam. En un año bautizó a 7.000 hombres, muchos de ellos de la familia real. Desarrolló una transcripción del vietnamita al alfabeto latino, que aún se usa. Como consecuencia el chino quedó para documentos oficiales y literatura, y los católicos pasaron a considerarse extranjeros y a atraer el odio de la población, especialmente de los señores Trinj. Malaca había rechazado numerosos ataques de Sumatra. Este año precisó la ayuda de la Flota de Goa para salir victoriosa. Era una ciudad donde confluían numerosas rutas comerciales, lo que la hacía muy deseada. La ruptura de relaciones entre China y Japón la convirtió en intermediaria de la seda china por la plata japonesa. Sin embargo la interrupción del comercio portugués con ambas potencias produciría, en primer lugar, la decadencia del poder de Portugal en la zona, de la influencia económica de la propia ciudad y, en definitiva, la expulsión de los portugueses de ella. Una escuadra británica remontó el San Lorenzo, hundió las naves de aprovisionamiento francesas y rindió Québec por hambre. A través de la Massachussetts Bay Company, John Endicott fundó Salem, que pretendía ser la nueva Jeru-Salem, la “Sagrada Salem”, en griego. El emperador Fernando IIº, queriendo sacar todo el provecho del poder y éxitos acumulados, promulgó el Edicto de Restitución, que obligaba a los protestantes a devolver todas la propiedades territoriales, eclesiásticas o imperiales, de las que se habían adueñado desde tres cuartos de siglo antes. Esto le habría permitido proveer tal cantidad de cargos eclesiásticos y públicos que le hubiesen dado el dominio de la Dieta. Pero la nobleza católica comprendió el riesgo absolutista que ello conllevaba. Y el poder es mucho más importante que las ideologías religiosas que, en el fondo, sólo sirven a los poderosos para mantenerlo.

Así, en la Dieta de electores de Ratisbona de 1.630, el emperador se encontró con una inesperada oposición, alentada por Francia, y formada tanto por católicos como por protestantes, que se quejaba del ejército de Wallenstein. Por ello, y a cambio de conseguir el título de rey de Romanos (que lo posicionaba como heredero imperial) para su hijo, Fernando IIº le desposeyó de todos sus cargos militares.  Por entonces Gustavo IIº Adolfo de Suecia desembarcaba en la desembocadura del Oder. Pretendía con ello tanto impedir un nuevo engrandecimiento del Imperio, que pusiese en dificultad a los protestantes, y quizás imponer su dominio sobre todos ellos, como su hegemonía sobre el Báltico. Conseguió así el control de nuevos territorios prusianos, conquistando Magdeburg y Hessen-Kassel. Con toda su expansión aumentó sus ingresos tributarios, con lo que pudo organizar un poderoso ejército. Simultáneamente, Richelieu comenzaba la guerra contra Austria en el Norte de Italia. El casus belli fue apoyar las pretensiones de un francés a la herencia del ducado de Mantua. Pero, en realidad, pretendía hacer mella en la hegemonía española en Italia. Prasat Ttong usurpó el trono de Siam a Ayuddia, y sólo pudo restablecer el orden con terribles crueldades. Restauró la tradición arquitectónica jmer. Se fundó en Edo la academia Chojeiko, que llegaría a convertirse en Universidad de Tokio. En ella se centraron los estudios confucianos. A su imitación se fundaron más de 200 escuelas en los daimi-o. Todos los accionistas de la Massachussetts Bay Company que quisieron se pudieron trasladar a Boston, lo que sumó 900 nuevos colonos. El presidente de dicha Compañía fue nombrado primer Gobernador de la nueva colonia de Massachussets. En 1.631, la financiación francesa y holandesa permitió a Gustavo IIº Adolfo de Suecia incrementar su ejército. Con tales apoyos, los círculos imperiales protestantes rechazaron el Edicto de Restitución y comenzaron a formar ejércitos. Tilly sitió Magdeburg.

Grabados de la época reproducen la ciudad con sus murallas, ciudadelas, fortificaciones artilladas en estrella y unas barcas propulsadas por paletas, posiblemente accionadas por manivelas o pedales, pero que parecen un antecedente de la locomoción a vapor de dos siglos más tarde. Tras dos semanas, la ciudad fue destruida, a pesar de sus buenas fortificaciones, demostración del progreso de la artillería, y entregada al saqueo. Tilly evitó entrar en contacto con Gustavo IIº Adolfo, que atacaba Sajonia, cuyo príncipe elector se vio forzado a pactar y entregarle su ejército. Entonces Tilly, en peores condiciones, no pudo rehuir el combate, siendo derrotado en Breitenfeld. Tras semejante éxito los sajones conquistaron Praga. En 1.632, en otro enfrentamiento con Gustavo Adolfo, Tilly, derrotado de nuevo, fue herido y murió, la Liga Católica se deshizo, y Munich se entregó al rey de Suecia, que se dirigía hacia las posesiones patrimoniales del emperador. Ante ello, Fernando IIº repuso a Wallenstein en todos sus cargos, con poderes ilimitados. Este organizó un nuevo ejército que, a pesar de su ventaja numérica, intentó zafarse de los suecos, hasta que éstos consiguieron acorralarlo y derrotarlo en Lützen, aunque a Gustavo IIº Adolfo, de 38 años de edad, le costó la vida. Le sucedió su hija Cristina, menor de edad, por lo que, durante 12 años, Suecia se rigió por tutores, que, bajo el impulso del gran canciller Axel Oxenstierna, prosiguieron, en un principio, el intento del dominio unificador sobre todos los protestantes. Chaj Yajan fue menos tolerante que su padre. El influjo persa retrocedió, se reforzó la ortodoxia sunní, y se prohibió la actividad misionera a cristianos e hinduistas. No obstante lo cual, éstos, en especial los rachput, continuaron ocupando altos cargos en la administración y el ejército. Tras largos enfrentamientos derrotó a los portugueses, arrebatándoles la plaza de Jugli, centro de comercio esclavista. Carlos Iº, ignorando la importancia económica de Canadá, y deseando congraciarse de nuevo con Francia, devolvió las dos colonias conquistadas.

Concedió al católico Cecil Calvert, lord de Baltimore, el territorio de Maryland, como colonia de propietario o de propiedad. Este repartió inmensos latifundios entre destacados correligionarios suyos, que los alquilaron a colonos protestantes, lo que originó decenios de tensiones sociales y religiosas. La desaparición de las misiones jesuíticas y los enclaves españoles devolvió el valle superior del Paraná a las tribus salvajes indias, pero éstas y dicha zona quedaron a expensas de las bandeiras paulistas, que las dominaron. Sin embargo, los jesuitas continuaron su misión en los valles centrales del Paraná y del Uruguay, en el territorio de la actual provincia argentina de Misiones. Para defenderse de los bandeirantes, en lugar de seguir huyendo, emplearon las asignaciones de la corona en comprar armas y adiestraron a los indios en el uso de mosquetones. En 1.633, Richelieu pactó la alianza con Lorena. Galilei escribió sobre la comparación del universo de Ptolomeo (según su clásica visión de viejo, no la de sus obras de juventud) y Kopernic, por lo que se le entabló proceso, se le obligó a retractarse bajo amenaza de tortura, y fue apresado, primero en la cárcel eclesiástica de Siena, y luego bajo arresto domiciliario. No hay pruebas de que sea verídica la frase que se le atribuye de epur si muove, “y sin embargo se mueve”, tras de retractarse. En el intento británico de anglicanizar la Iglesia escocesa, el arzobispo de Canterbury, William Laud, provocó la oposición aristocrática del país, que se unió en el Covenant, alianza santa con Dios. El canciller sueco Oxenstierna, con gran habilidad diplomática, logró reunir a cuatro circunscripciones protestantes del Sur de Alemania en la Liga de Heilbronn. En el imperio hindú comenzaron los problemas entre sunníes y chiítas. Los ingleses comenzaron sus asentamientos en las costas de Bengala. En 1.634, los sajones se sumarían a la Liga de Heilbronn, aunque sin Brandenburg ni el electorado.

Paralelamente crecía la oposición a Wallenstein. Este, comprendiendo lo inestable de su situación, comenzó a intrigar contra el emperador, que le acusó de alta traición. Abandonado por gran parte de sus tropas, trató de negociar con los suecos y los electores de Sajonia y Brandenburg, pero sus propios Oficiales le asesinaron. No obstante, la colaboración del ejército imperial y los tercios españoles obtuvieron la aplastante victoria de Nördlinguen sobre los suecos. Richelieu vio necesario intervenir directamente para acabar con el poder coaligado hispano-portugués y alemán. Las tropas españolas cargarían con la mayor parte del esfuerzo bélico. El francés Jacques Callot dibujó la colección “Miserias de la guerra”, en las que quizás se inspirase Goya para su serie de “Los desastres de la guerra”. Murió Antonio de Andrade, dejando un relato sobre sus viajes al Tibet con información sobre este reino, su historia y su cultura. En 1.635, el hijo del último Gran Jan (Jagán) entregó el sello imperial mongol, de cuando dominaban China, a los manchúes, que terminarían haciéndolo efectivo al apropiarse de esta. Calderón De La Barca publicó su drama “La vida es sueño”, en el que enfrenta la imposibilidad de constatar la existencia de una realidad exterior a nosotros mismos, si es que no es todo sino un engaño de nuestros sentidos o nuestra mente. Lo cual tiene su antecedente en la visión buddista. A partir de ello presenta, sucesivamente, dos formas distintas de vida: la procaz de aprovechar el momento (carpe diem) exagerando el goce sin respetar derechos ni comportamientos éticos, o, ante la duda de que la realidad exista, el comportamiento moral y justo, el respeto a los demás y el amor. E, inserto en ello, un alegato a la libertad intrínseca del hombre, superior a la que parece justo que disfruten los animales y la naturaleza, dadas sus cualidades innatas, anímicas e intelectuales, adelantándose a su época y entorno cultural. Para luchar contra la piratería, Carlos Iº extendió el “dinero del barco”, impuesto originariamente portuario, a todos los inmuebles.

Era una forma de incrementar los tributos eludiendo la aprobación parlamentaria. La burguesía, que veía mermar sus derechos, recurrió tal decreto, pero los jueces sentenciaron a favor del rey. Tal prueba de sumisión sólo consiguió demostrar que Inglaterra no era, aún, un Estado de derecho, y que era necesaria una insurrección para defenderlo. Los cambios habidos en la situación militar hicieron que los príncipes de Sajonia y Brandenburg aceptaran la Paz de Praga, en línea con las negociaciones iniciadas por Wallestein. La Liga Heilbronn se deshizo. El Edicto de Restitución se suspendería durante 40 años, y sólo se aplicaría en los territorios católicos, lo que significaba dejar indefensos a los calvinistas. Sajonia aceptaba el compromiso de reclutar tropas para, unidas a las imperiales, expulsar a los suecos. Parecía que la guerra estaba cercana a su fín. Pero la situación había variado notablemente. Desde que Enrique de Navarra abandonara sus creencias religiosas para coronarse como rey de los franceses había quedado de manifiesto que la religión, en ese momento, no era más que una justificación para el reparto de poderes, patrimonios y territorios, no sólo para los señores alemanes, sino según los intereses de Francia, España y Suecia. Richelieu trató de apoderarse de Alsacia, ya que los suecos habían sido derrotados. Esto significaba oponerse al acuerdo secreto entre España y Austria. Así que pactó la financiación de la guerra a los Paises Bajos, a cambio de repartirse Flandes con ellos, y, desde Bruselas, declaró solemnemente la guerra a España. Más tarde se aliaría con Saboya, Mantua y Parma contra el Milanesado español, financió a los suecos y se atrajo al landgrave de Hesse-Kassel y al duque de Weimar mediante fabulosas promesas y apoyo económico.

Los turcos conquistaron de nuevo Erivan y Tabriz. William Methwold, Presidente de Surat, firmó un Tratado con el Gobernador de Goa: la India comenzaba a repartirse entre las potencias europeas. Se fundó la colonia inglesa norteamericana “Nuevo Cielo”, New Haven. Para 1.636, Japón había experimentado un cambio sustancial: lo extranjero dejaba de ser motivo de admiración, ya no tenían nada que enseñarles y consideraban que su cultura y conocimientos eran superiores. La meditación, el buddismo sen (derivado del chino chan, “meditación”) las artes relacionadas con el mismo y los ceremoniales íntimos, como el té, la ritualización de los comportamientos (la disposición arquitectónica de la casa y del jardín, la cerámica, el arte de la conversación o el arreglo floral) se erigían como barreras frente a ningún progreso o modificación. Se había cerrado sobre sí mismo, expulsando a portugueses y españoles, y persiguiendo implacablemente a los cristianos. Igualmente se prohibió a los japoneses viajar fuera de sus aguas. A pesar de estar atacadas en todos los Frentes, las tropas españolas no sólo resistieron, sino que realizaron un audaz ataque en Corbie, amenazando París. La East India Company, que había obtenido beneficios del 500 al 1.500 %, cayó en una crisis económica de la que no saldría en 24 años: los gastos de mantener las plazas comerciales de ultramar y las guerras contra Holanda hicieron inalcanzable tal rentabilidad. La consecuencia fue la dificultad para captar nuevos capitales. Tras largos años de guerra, Chaj Yajan expandió su imperio, con el objetivo de unificar la India, conquistando o haciendo tributarios a nuevos reinos. Como administrador de los territorios conquistados nombró a su hijo Aurangseb, que implantó el sistema fiscal de Akbar. Sin embargo, el imperio no lograba ingresos suficientes para financiar la conquista del Sur, lo que sería motivo de la decadencia mo-gol.

Abajai denominó a su dinastía “Gran Claridad” (en chino Ta Ch’ing) que acabaría dominando China hasta el advenimiento de la república. Como reza el párrafo inicial de los 120 capítulos de la novela histórica, caballeresca, romántica y dramática, Sankuo chij yen-i (“Historia de divulgación popular de los tres  reinos”) escrita por Lo Kuan-chung más de dos siglos antes, y que aún tiene muchos lectores: “Cuando el  reino está unido tiende a su división, y cuando dividido, nuevamente a la unión”. Mao Tsé Tung hizo analizar dicha frase en las asambleas de base del Partido durante la Revolución Cultural. Se inició un núcleo formativo, college, que llegaría a constituir la Universidad de Harvard, la primera de las colonias americanas no hispanas. Massachussetts se rigió por 110 “hombres libres”, que junto con la General Court, elegían al Gobernador y a la administración, que demostraron una gran eficacia, bajo el dominio estricto de una intolerante Iglesia estatal puritana, consiguiendo cierta prosperidad y homogeneidad, muchas veces a costa de los menos fanáticos religiosos. Estos, perseguidos, expulsados, o por propia voluntad, decidieron abandonar la colonia, fundando New Hampton y Provindence, núcleo de la futura Isla de Rodas o Rhode Island. La ingente obra legisladora indiana precisaba una codificación. Así lo entendieron e intentaron los virreyes Mendoza y Juan de Ovando, así como el jurisconsulto Diego de Encinas, y el propio Consejo de Indias, que encomendó la labor a Antonio de León Pinelo y a Solórzano Pereira. Sin embargo, tras ser aprobada, no se promulgaría hasta 44 años después. En 1.637 los ingleses comenzaron a comerciar con China.

René Descartes publicó lo que se ha traducido como “Discurso del método”, aunque yo creo que su verdero sentido es “Reflexiones sobre metodología”, inicialmente anónima, por miedo a la Inquisición, que poco antes había condenado a Galileo Galilei, o de Galilea. En esta época los filósofos dejan de ser poetas, como ocurria frecuentemente en la Grecia clásica, o teólogos, místicos, como en la Edad Media, y son habitualmente matemáticos, lo que los aproxima al pitagorismo y aristotelismo, en el sentido del carácter racionalista de la argumentación. Descartes parte como único principio de su propia existencia, demostrada por su propia capacidad de pensamiento (esta tesis se denominaría solipsismo, o sea, “sólo por sí mismo”) a partir de lo cual desarrolla toda una metodología deductiva-inductiva que, por la ausencia de múltiples supuestos axiomáticos, y el cuestionamiento, la puesta en duda de todo conocimiento, percepción y pensamiento humano, se aproxima al empirismo inglés. Para la Iglesia su visión era “panteista”, porque confundía a Dios con Su obra, con el Universo, atribuyéndole a éste cualidades divinas: infinitud, eternidad, omnipotencia, etc.. Estuvieron cerca de echarle encima a la Inquisición. No es de extrañar que sus obras posteriores rezumen misticismo y catolicismo por todas partes: posiblemente, como la ocurrió a Platón, el temor por las condenas de Galilei y Sócrates, respectiamente, debió influir en tales escritos, de forma que nunca podremos saber hasta qué punto creían en lo que divulgaban o, simplemente, trataban de hacer “digeribles” tales pensamientos, falseándolos para evitar que fuesen objeto de acusaciones, de persecuciones, en su intolerante época. El objetivo de Descartes era comprender las ciencias naturales (lo que incluye la física) mediante el razonamiento lógico. Su visión matemática del universo lo hace resumirlo a la esencia de su extensión. Induce una física mecanicista, según la cual toda la realidad puede explicarse mediante cambios en la posición y velocidad de las partículas materiales, lo que constituye un perfeccionamiento de las hipótesis aristotélicas.

El descubrimiento del microscopio, a partir del desarrollo del telescopio o catalejo, por los holandeses, los mejores talladores y pulidores de vidrio y navegantes de su época, debió tener un singular efecto en los filósofos, que se empeñaron en explicar la naturaleza, incluso la ontología, a partir de elementos constitutivos de todos los seres, vivos e inertes, especie de átomos egipcio-helenísticos, pero dotados de energía propia. Descartes y muchos otros los denominaron mónadas. Muerto el emperador alemán le sucedió su hijo, Fernando IIIº. Se produjo una rebelión de campesinos descontentos y algunos samurai en la región densamente cristianizada de Nagasaki. Los insurrectos se apoderaron del castillo de Chimabara. La fe cristiana aglutinó la resistencia. Holanda, bajo el mandato de Mauricio de Nassau, dominó medio Brasil durante 7 años, hasta que los colonos, casi sin ayuda de España, que luchaba entonces por un ilusorio restablecimiento de su primacía europea, ni del futuro Portugal independizado , que debía concentrar todos sus medios en impedir una invasión española, lograron expulsarlos, lo que se considera un antecedente del independentismo brasileño. Tras sufrir múltiples derrotas, Francia y Suecia concluyeron un pacto militar y coordinaron sus ofensivas. Así España cosechó la pérdida de Arras, en Flandes, igual que otras de gravedad en Italia, y los suecos pudieron llegar, en 1.638, a Praga. La nobleza de Escocia, finalmente, se rebeló contra Carlos Iº. Como éste carecía de capacidad financiera para enfrentárseles, se vio oligado a convocar de nuevo al Parlamento, tras nueve años de suspensión. Pero duraría poco tiempo, sólo el necesario para aumentar los impuestos, por lo que se le conoce como “Parlamento breve”. Murad IVº consiguió reconquistar Irak para el imperio otomano. Irán tuvo que firmar la paz, perdiendo Bagdad definitivamente. Holanda perturbó las líneas de comunicación lusas, consiguiendo expulsar a los portugueses de Ceilán. Finalmente los ejércitos enviados contra el castillo de Chimabara lograron vencer la resistencia. El resultado fue un cruel baño de sangre contra todos los cristianos japoneses. En 1.639 llegaron los primeros ingleses a la India. Richelieu podía ver cómo su política, tan costosa, comenzaba a dar resultados.

Blaise Pascal, con 16 años de edad, escribió un Tratado básico sobre secciones cónicas, una de las cuales, la elipse, Kepler había demostrado que tenía importancia cósmica. La Compañia Holandesa de las Indias Occidentales había cortado la comunicación entre la península Ibérica y América y se instaló sólidamente en Brasil, capturando o hundiendo medio millar de buques hispanoportugueses en trece años. Finalmente la Flota holandesa derrotó a la española en la segunda batalla, y victoria, de Downs, Los Bajíos o Las Dunas, esta vez naval, frente a las costas de Kent. Los franceses conquistaban Salses, en el Rosellón, en la frontera catalana. Tropas castellanas e italianas, junto a voluntarios catalanes, resistieron la ofensiva. Pero, al prolongarse, depredaron sobre las propiedades de la zona, ya que carecían de otros recursos. Esto es algo frecuente en las guerras. Se produjeron incidentes entre soldados y labriegos, que el conde-duque intentó utilizar para recortar la autonomía de los condados catalanes. Desde Flandes las tropas españolas iniciaron un intrépido avance que casi las llevó de nuevo a París. Por el Tratado de Kasr-i-Chirin se fijaron las fronteras turco-iraníes, asegurando la paz entre otomanos y persas. Sólo Nagasaki pudo seguir recibiendo navíos chinos y holandeses y comerciar con ellos, en todo caso bajo un control riguroso, que impedía cualquier libertad de acción y la llegada de libros “prohibidos”. Champlain colonizó las tierras entre el lago Superior y el Hurón. La “Cámara de los ciudadanos” virginianos obtuvo poderes legislativos y fiscales. New Haven aprobó su propia Constitución. El Gobernador de Maranhao envió, oficialmente, una bandeira para explorar el curso superior del Amazonas. Llegó hasta Quito. A su regreso tuvieron la desfachatez de reclamar dichos territorios para Portugal. Para los alemanes se hacía más evidente que su territorio era un botín en disputa por intereses extranjeros. Así, en 1.640, hubo una declaración conjunta, la primera en 37 años, de la Dieta alemana, por la que se enfrentaban a las aspiraciones de suecos y franceses, que ya se habían demostrado que eran contradictorias entre sí.

La tensión en Cataluña llegó al Corpus de Sangre durante las fiestas del Corpus Christi, un violento motín que, agudizado por la desesperación y la falta de diplomacia, acabó en revolución. El conde-duque envió contra los catalanes un poderoso ejército, que no se había enviado contra los franceses. Así que éstos y aquellos llegaron a una alianza, para regocijo de Richelieu, que había instigado la revuelta. Cataluña se proclamó República independiente, lo que estimuló a Portugal, Aragón y Andalucía a imitarla, imposibilitando la lucha eficaz española en Europa. Los portugueses nombraron rey a Juan IVº, duque de Braganza. Finalmente Carlos Iº se vio obligado a convocar al Parlamento inglés. Como era lógico, la primera petición de los dirigentes de los Comunes fue la abolición de todos los tributos impuestos ilegalmente, antes de discutir ninguno nuevo. Tras tres semanas de forcejeo, el rey disolvió de nuevo el Parlamento. Pero, menos de seis meses después, tuvo que convocarlo nuevamente, porque no halló forma de conseguir créditos. Conscientes de que nada podrían conseguir de los jueces contra el rey, le atacaron en la persona del conde (Earl) de Strafford, uno de sus principales consejeros, al que acusaron de alta traición, ya que preparaba en la católica Irlanda un ejército para invadir Inglaterra, en defensa del poder absoluto del monarca. Igualmente los lords  aprobaron el escrito de acusación de la Cámara Baja, por el que se encarceló a Strafford y a Laud, el arzobispo de Canterbury. Presionado por la excitación londinense, Carlos Iº firmó la sentencia de muerte contra Strafford. Heredó el principado de Brandenburg el joven Federico Guillermo Iº. Había vivido en Holanda, y emparentó, por matrimonio, con la Casa de Orange. Todo ello le influyó para convertir a su Estado en uno de los más progresistas, es decir, antifeudal, de su época, y también en un nuevo centro de poder, aunque bajo una concepción profundamente absolutista. Muy pronto comprendió que las rivalidades de sus poderosos vecinos, Suecia, Polonia y Dinamarca, le facilitarían la plena soberanía. Murió Murad IVº. El rebelde Li Tsu-ch’eng, tras años de suerte alterna, consiguió conquistar la provincia de Junan. Posteriormente se haría con los pasos montañosos de Chenxi y Chanxi.

Los chogún fomentaban el confucianismo, base conservadora del respeto al orden y la autoridad. Pero, por otro lado, comprendían que significaba una influencia ideológica china. Por lo que también fomentaron el buddismo, para no verse demasiado comprometidos con una sola ideología. Así que se hizo obligatorio que todas las familias japonesas se registrasen en un templo buddista. Barbados tenía 30.000 habitantes, tantos como Virginia y Massachusetts juntas. En conjunto las colonias norteamericanas inglesas no llegaban a las 45.000 personas. Las grandes plantaciones azucareras hicieron cambiar el flujo migratorio, que se redirigió hacia Jamaica y las colonias continentales, en especial hacia Carolina, donde los pequeños propietarios tenían mayores probabilidades de prosperidad. En 1.641, asfixiados por el aislamiento al que la sometían los holandeses, Portugal abandonó Malaca, a favor de aquellos. Sin embargo el progresivo aumento de calado de los buques haría que su puerto comenzase a ser poco practicable, hasta el punto de perder su importancia económica. El intento de sedición del duque de Medina-Sidonia y otros aristócratas en Andalucía fracasó, tanto por su falta de contactos y apoyo populares, como por las insidias y envidias entre los insurrectos, y los conocimientos y espías del conde-duque, que, dadas sus experiencias anteriores, abortó prontamente la conjura. Richelieu obtuvo un éxito parcial al privar a los Estados (Estamentos) Generales de su derecho de objetar a los edictos regios. Descartes publicó “Meditaciones metafísicas” (lo que parece confirmar mi interpretación de que la traducción correcta del título de su libro anteriormente comentado era “Reflexiones sobre metodología”) en el que defiende la inmortalidad del alma y la existencia de Dios, lo que le aproxima a los escolásticos.

Parte de que el principio de la duda, la búsqueda de la trascendencia y la veracidad de los sentidos y la razón están garantizados por dicha existencia de Dios, lo que le permite aceptar las proposiciones matemáticas, la corporeidad y la realidad del mundo. Lo cual parece contradictorio con el texto anterior, quizás por los motivos ya expuestos: el miedo a la Inquisición. Se ejecutó la sentencia contra el conde de Strafford. Envalentonado por tal triunfo, el Parlamento declaró ilegales la censura, el tribunal especial regio de “La Cámara de la Estrella” y la imposición tributaria del monarca sin autorización parlamentaria. Carlos Iº debió aceptar todo ello, con lo que pareció llegar cierta concordia, salvo en la división de los enfrentamientos religiosos, convertidos en tendencias políticas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s