0026-El influjo matemático

Sin embargo, en el segundo tomo de dicho libro, hace decir a Sócrates que la ciudad verdaderamente sana sería la que no tuviese ni guerreros, ni poetas ni reyes-filósofos, sino sólo trabajadores. Al final de su vida revisa alguna de sus ideas, haciendo aún más difícil encasillarlo, se toma interés por la naturaleza y, tal vez pretendiendo hallar cura, mejoría o resignación a los achaques de su vejez, conecta la filosofía con la medicina. Se le considera el iniciador del “hilemorfismo”, o separación de la esencia, o sustancia, de la apariencia, presencia o forma, de gran interés para la visión dual humana, corpórea y espiritual, como ser provisto de alma. En realidad un corolario adecuado a su “mito de la caverna”, el dualismo entre la realidad, sombría, y el idealismo luminoso, el mundo de los espíritus, que para él constituye [1] la “auténtica realidad”, más allá, plus ultra, del mundo sensible, sensitivo, de los sentidos.

En su “Timeo”, Timeo de Locri reproduce la tesis pitagórica sobre los sólidos perfectos o poliedros regulares, posteriormente conocidos como sólidos platónicos [2], y su constitución de los distintos elementos: el fuego son tetraedros, por eso pinchan y duele; el aire son octaedros y el agua icosaedros, por eso resbalan y no se les puede coger; la tierra son cubos, por eso se la puede coger y apilar; y el dodecaedro es el que pone límite al mundo [3]. Entra en el análisis sobre la aportación de la herencia genética y el medio ambiente en el desarrollo de la personalidad. Su diferenciación entre saber y opinión anticipa los debates sobre empirismo y racionalismo, objetivismo y subjetivismo. La influencia de Platón llega hasta nuestros días. Rechazado por los primitivos cristianos -como todos los filósofos, científicos y artistas clásicos, que motejaban de “paganos” [4]– parte de sus postulados terminaron, ocultamente, sin reconocerlo, integrándose en la religión oficial, bien directamente o a través de su discípulo, Aristóteles, como la dualidad cuerpo-alma, la individualidad personal de ésta, la diferenciación del alma humana de la animal, y su liberación con la muerte.


[1] Constituía, entonces, en el primer tomo de “La República”, pero no podemos asegurar si, entre sus cambios mentales, también dicha idea fue sustituida. O era, desde el principio, un seguro para evitar que le acusasen de impiedad, como a su maestro.

[2] Aunque hay quienes les siguen denominando sólidos pitagóricos.

[3] ¿Lo acercaba esto a una concepción esférica, o la daba incluso por supuesta?

[4] Este término, aplicado a la religión y cultura grecorromana, es especialmente injusto. Deriva de “pago”, lugar apartado, rural, significando aldeano, campesino, montañés, emparentado con el catalán pagès, campesino, el italiano pajero, montaraz, y el francés pays, paysan, paisano, de donde deriva paisaje. Los romanos tildaban de tal forma a todas las religiones orientales o tribales, por lo que los Padres de la Iglesia, cuando consiguieron el poder, lo reprodujeron contra la literaria y artística mitología, e incluso a la filosofía y a la ciencia greco-romanas, calificándolas, impropiamente, como auténtico paganismo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s