0020-El moismo

Fundamentalmente odiaba las guerras, que consideraba el mayor de los males. Realizó grandes esfuerzos predicando a los gobernantes de los diversos Estados chinos que la paz era el bien supremo. Creó la escuela filosófica más racionalista de China, si bien creía en los espíritus, y en un Cielo que castigaría a los pecadores. O, al menos, así se expresaba: quizás lo hiciese, con su pragmatismo habitual, para conseguir el impulso, la expansión, de sus propuestas. Organizó a sus seguidores en una especie de fraternidad cuasi-militar, bajo la dirección de un Gran Maestro, que trataba de imponer el pacifismo teorizando sobre la estrategia defensiva y la construcción de fortificaciones. Es posible que tales enseñanzas influyesen en la construcción de la Gran Muralla y sus antecedentes parciales. Sin embargo, al superar la etapa de los Reinos Combatientes, tras la victoria sobre el feudalismo tardío, la dinastía Chin buscaba imponer el poder absoluto, por lo que la visión filosófica del moismo le resultaba un lastre. De modo que tal escuela fue prohibida en el -213.

El polo opuesto a la misma fue la doctrina coetánea de Yang-Chu: una visión pesimista de la vida, nihilista. Negaba la existencia de premios o castigos por los comportamientos humanos, por lo que consideraba inútiles todos los esfuerzos para conseguir méritos, sino que la muerte lo igualaba todo. En cierta medida constituye un antecedente del lutheranismo. Sócrates vivió en Azenas entre el -469 y el -399, hijo de un escultor y una partera, pero pariente de uno de los tiranos de dicha ciudad. Siguió el oficio de su padre, esculpiendo el grupo de Las Tres Gracias en el Propileo, o colosal portada a la Acrópolis, en parte doble estructura en fortaleza, hacia fuera, en parte imitación del dintel o portal encolumnado de un templo, hacia el interior, delimitando el recinto sagrado de la misma.

Advertisements

3 Responses to 0020-El moismo

  1. ¿Puedes explicarnos màs sobre esto?, ha sido maravilloso encontrar mas informacion sobre este tema.

    Saludos

  2. raromerol says:

    Como se explica al final del artículo anterior, moismo, mojismo (en chino “moyia” o “escuela de Mo”) o motismo es el movimiento filosófico fundado por Mo Tsé o Mosi. Propaga el igualitarismo, el amor como gran cohesionador de la Humanidad y un utilitarismo que evite disputas y controversias. Para sus oponentes no es más que una degeneración del confucianismo, que se oponía a la práctica de los ritos ancestrales, por lo que lo consideraban un movimiento impío, contrario al sentimiento religioso, que predicaba la irresponsabilidad e incumplimiento de las obligaciones laborales y familiares, ya que pretendían exclusivamente la aportación al bien común (por lo que se oponían a la ambición y acumulación, que es la base en que se fundamenta la sociedad de clases) y que su pacifismo era falso, puesto que promulgaban la creación de unidades paramilitares. Es decir: utilizaban todas sus contradicciones para atacarlo, hasta llegar a conseguir su prohibición. En realidad Mo era un sagaz analista de la sociedad, en cierta medida un precursor del marxismo, que preveía que la prédica de una sociedad igualitaria no podía sino ser perseguida por los que se beneficiaban de la estructura social reinante: los poderosos. De modo que, tarde o temprano, deberían defenderse de ellos, para lo cual debían estar preparados.

    Ensalzaba y preconizaba el ahorro, por lo que se oponía a los costosos rituales funerarios, de cualquier escalafón social, incluso a los gastos suntuarios de señores, reyes y emperadores. Propugnaba el matrimonio en la juventud, como base para un comportamiento moral y familiar. Se oponía a las guerras razonando que destruían las familias y las sociedades. Valoraba el beneficio social de modo cuantitativo: es decir, más valioso mientras a mayor número de personas afectase positivamente, de modo que toda actuación social debe pretender el mayor beneficio del pueblo y del Estado. En resumen este concepto cuantitativista hace que su filosofía no sea exclusivamente moralista, basarse en conceptos etéreos, éticos, sino en un criterio práctico y universalista, que puede reflejarse en el corolario “amaos los unos a los otros para beneficio de todos”, que puede dignamente considerarse precursor del cristianismo, al menos de un tipo de cristianismo, que, en su extensísima aportación de textos y tradiciones, sectas y cismas, tampoco está exento de contradicciones.

  3. raromerol says:

    Por artículo anterior me refiero al 0019-El sofismo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s